Pilotar uno de nuestros karts al atardecer...

Pilotar uno de nuestros karts al atardecer es algo que no se puede describir… El contacto con el asfalto, con la velocidad… y si encima sabes que vas en cabeza… ¡qué sensación más buena! 👌